En un taller de Técnica Alexander para músicos reciente, me preguntaron cómo hago para sentarme y tocar el violin por mucho tiempo en la misma posición sin que me duela la espalda. Muchos de nosotros, seamos músicos o no, nos encontramos en una posición por un periodo prolongado para hacer algo (o para no hacer nada!) y eso generalmente genera rigidez y dolor.

En su momento creo que dí una respuesta cortita sobre permitir que mi cabeza se equilibre encima de mi columna, pero ahora quisiera ampliarla!

Lo primero que hago para lidiar con periodos extendidos de relativa quietud (estar sentada trabajando en la compu o tocando el vioin, estar parada lavando los platos o estar sentada mirando una peli) es lo siguiente: yo tengo una practica regular, diaria de encontrar tranquilidad y suavidad en mi misma. (Uso estas palabras en lugar de relajación porqué cuando  nos “relajamos “, muchas veces lo que estamos haciendo en realidad es colapsar. Por supuesto la relajación es buena si estamos tensos, pero estar relajados como fideos hervidos tampoco nos sirve para tocar.) Esta práctica de la Técnica Alexander me ayuda a coordinarme y permitir esa tranquilidad y suavidad en mi cuerpo en esos momentos desafiantes, en los cuales todos nos encontramos de vez en cuando. Mi práctica para encontrar tranquilidad y coordinación involucra primero y más importante: el descanso constructivo. Solo tengo para decir cosas maravillosas sobre el descanso constructivo!

Cómo hacerlo: buscá un lugar confortable y tranquilo para acostarte en el piso. (Si no podes bajar y subir del piso, podes hacerlo en la cama, pero una superficie dura es mejor.) Colocá unos libros o revistas (algo relativamente firme) debajo tu cabeza para que tu cabeza no se caiga para atrás y abajo, comprimiendo tu cuello, y que tampoco tu mentón esté empujado hacia tu pecho. Flexióna tus rodillas y pone tus pies lo más cerca a tu cola que sea confortable y que sea una distancia que te ayude a mantener tus rodillas arriba con un esfuerzo mínimo. Permitite parar y disfrutar descansar en esta posición por LO MENOS 5 minutos por día. Si podes, 15 minutos es aún mejor! Mientras estás acostado, notá tranquilidad en alguna parte tuya e invita esa tranquilidad a expandirse a todo el resto de vos, y en particular hacia donde se encuentran tu cabeza y columna. Quizás te de ganas de quedarte dormido, y está bien, pero si usás esta posición para percibirte a vos mismo y estar despierto, te dará mayores beneficios!

La segunda cosa que hago cuando toco el violin o me siento en la compu por mucho tiempo, es trabajar conscientemente en mi misma, no solo en lo que está por afuera de mí que estoy haciendo. Traigo la conciencia de mi coordinación interior de cabeza y columna a la actividad que estoy haciendo e invito tranquilidad en mi cuerpo antes, durante y después, en particular en el area de la cabeza-columna. Tal vez suene dificil, y sí hay que practicarlo, y sí, la comunicación del contacto de un profesor de Técnica ayuda inmensamente para desarrollar esa capacidad. Pero los beneficios hacen que valga la pena y duran toda una vida.

La tercera cosa que hago es recordar desde donde viene el soporte para mis brazos. Tipear en la compu y tocar el violin (y también lavar platos, de hecho!) involucran el uso de los brazos, y la manera en que usamos los brazos suele crear una carga extra para nuestras espaldas, generando dolor o disconfort. Recuerdo que mi soporte viene de mi columna y que mis brazos son parte de mi espalda. Esto me ayuda a liberar mis brazos para que se puedan mover más libremente sin empujar hacia abajo.

La Técnica Alexander también me ha ayudado a permitir movimiento. Eso puede tomar muchas formas. Puede ser un movimiento muy sutil de mi cuerpo en la posición en la que estoy, o puede ser un movimiento más grande de una manera coordinada que mantiene a mi columna alargándose en lugar de comprimirse, y puede ser tomar la decisión de levantarme y moverme. Todos nos encontramos a veces en situaciones donde “tenemos que”. Una cosa que he aprendido es que no “tenemos que” hacer nada. Todo es una elección. Toda elección tiene sus consecuencias. Yo puedo elegir estar de una manera que tiene como resultado rigidez y dolor, o puedo elegir lo que tengo que hacer para cuidarme a mi misma.

Esto no quiere decir que nunca me tenso o que nunca siento ninguna molestia en mi espalda. Pero si pasa, la Técnica Alexander me da las herramientas para darme cuenta, soltar tensiones innecesarias, invitar tranquilidad y volver a un equilibrio.

Así que esa es la respuesta larga!

Si quisieras hacer una sesión de descanso constructivo online escribime a info@discoverease.how  para reservar. Las primeras 3 personas que se inscriban tendrán una sesión gratis!

El 4 de noviembre empiezo un nuevo curso de Técnica Alexander para Cuerdistas donde exploramos estos temas y otros. Las clases son:

  • Sábado 4/11 15hs   Introducción: Soporte para tu expresión musical
  • Viernes 10/11 18hs   Usa tu coordinación interior para tocar sin tensión
  • Viernes 8/12 18hs   Toca con todo: cómo tu totalidad influye tu música

Podes ver más sobre el curso en el evento en Facebook y sobre las clases de Técnica Alexander en www.discoverease.how o https://www.facebook.com/alexander.marihodges/.

Podes suscribirte para recibir tips, artículos e información sobre clases aquí y leer artículos anteriores aquí.

Te espero!

Mari

Pequenos divertimientos - Tecnica Alexander para cuerdistas 600

Share This