12814600_10206810491514498_7339128388041169172_n10599542_10206810491834506_7572402494023626131_n10443435_10206810491594500_4733729395755361725_n
Cosas que pasan en la investigación de la forma en que nos tratamos a nosotros mismos…
Yo uso la computadora mucho, y ahora generalmente puedo usarla comodamente sin que me duela todo, como me pasaba antes de estudiar la Técnica Alexander. Una de las cosas que me ayuda es pensar en hacer menos en las manos, una parte del cuerpo que tendemos a tensar mucho sin darnos cuenta. Y ultimamente estuve pensando mucho en la presión necesaria para empujar los dedos contra las cuerdas del violin. El otro día cuando tenía un dedo lastimado y no sabía si iba a poder tocar, mi profesor de violin Sami Abadi me llamó la atención a que tan poco puedo hacer con los dedos de la mano izquierda para que suenen las notas. Esto fue una revelación maravillosa para mi! Esta semana estuve experimentando mucho con tocar con mucho menos esfuerzo, cosa que me hace sentir mas comoda y que cambia el sonido tambien.

En la clase grupal de Técnica Alexander estuvimos viendo las reacciones habituales de tensión en la mano, en particular en reacción a un objeto, y la posibilidad de permitir expansión en las manos sin esfuerzo. Experimentar con esto tambien nos hizo recordar de la importancia de pensar en la totalidad de uno mismo sin enfocar toda la atención (concentrarnos, como decía la semana pasada) en una parte, cosa que puede tener la consecuencia opuesta de aumentar la tensión. Gracias a los que vinieron por experimentar, dibujar y compartir!

Share This