football-tournament-barcelona-slideshow04¿Porqué experimentamos tensión muscular? ¿Qué podemos hacer para soltarnos? Podríamos recibir un masaje, meditar, bailar, hacer ejercicio, yoga, tai chi… Todos estos son validos y buenisimos. Me gusta también.

¿Pero cómo hacemos cuando esa tensión empieza a tomar mucho protagonismo en nuestras vidas o interfiere en esas actividades? ¿Cuando sentimos molestias y dolores por contraernos constantemente? ¿Cuándo la tensión se hace tan habitual que ni nos damos cuenta de que estamos haciendo esfuerzos innecesarios? Estos esfuerzos innecesarios trabajan en contra a nuestra capacidad de movernos y pensar de una manera dinámica y fluida.

Yo lo pienso cómo un equipo de futbol. A veces los jugadores se pelean entre sí, y entonces uno no quiero pasar la pelota a otro aunque ese otro podría meter un gol, o los jugadores corren mucho por todos lados y se cansan, o no coordinan bien por no tener una buena dirección. A cambio, un equipo que trabaja en conjunto aprovecha de las habilidades de cada uno para hacer jugadas efectivas. Todos tiran para el mismo lado, colaboran para alcanzar el objetivo. Probablemente tengan una estrategia pensada para jugar contra cada oponente y en distintas condiciones. Con una buena dirección, se coordinan entre todos para usar la energía necesaria sin esforzarse en jugadas que no contribuyen al gol.

Cuando estamos tensionados, haciendo esfuerzos innecesarios, nuestras partes están luchando entre sí. Dejamos de estar integrados en cuerpo y mente. Pero si podemos parar y pensar en una estrategia para no gastar nuestra energía trabajando demasiado, podemos encontrar una manera de coordinarnos que habilita el movimiento y equilibrio sin esfuerzo innecesario. Podemos volver a aprovechar de nuestros reflejos anti-gravitatorios para estar erguidos sin sostenernos, y sin luchar.
He descubierto que la Técnica Alexander me brinda las herramientas para formar esa estrategia. No quiere decir que ya está todo perfecto, pero he encontrado los recursos para aprovechar de mi estructura y diseño, dejar de luchar contra mí misma y mejorar mi bienestar.

Varias actividades pueden ayudarnos a soltar tensión, pero la Técnica Alexander propone una re-educación psicofísica que nos permite descubrir patrones habituales dañinos, dejar tensión innecesaria desde un lugar profundo y duradero, y re-dirigir nuestra energía de una forma más efectiva, eficiente y saludable.

Share This