Un estudio con pacientes con Parkinson comparó los efectos de practicar instrucciones de “aligerarse hacia arriba” basadas en la Técnica Alexander, otras de “relajarse” y otras de “activar los músculos internos del torso para enderezarse”. Poner en práctica los principios de la Técnica Alexander resultó en la mayor disminución de rigidez de caderas, torso y cuello, menor compresión de la columna, mejor control postural y movilidad, y más control y fluidez de movimiento.

http://www.alexanderand.com/blog/2015/2/17/lighten-up-or-pull-up?utm_content=bufferd0501&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Share This